El Papa Francisco en la oración del Ángelus se ha dirigido especialmente a los jóvenes, animándolos a crecer en la fe y en el servicio a los hermanos, a partir de la lectura de la Exhortación Cristo Vive