“Pienso que Pakistán esté cambiando. El país está comprendiendo que no se puede ir adelante así, no se pueden dejar dominar por los extremistas. Los pobres y los que pertenecen a las minorías, como Asia Bibi, no pueden ser maltratados”