Más de 50.000 jóvenes de todo el mundo han llegado hasta este pequeño pueblo de Bosnia y Herzegovina para reflexionar sobre el pasaje del Evangelio «Sígueme», el tema elegido para la 30° edición de este festival, que se celebra cada año del 1 al 6 de agosto y en el que participan obispos y cardenales.