Mediante un comunicado firmado en la Ciudad de México el 30 de enero por Monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey y por Monseñor Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey, respectivamente Presidente y Secretario General de la Conferencia Episcopal Mexicana, los Obispos se solidarizan con sus hermanos venezolanos