El Pontífice recibió en la Sala Clementina del Palacio Apostólico a la Guardia Suiza Pontificia antes de la ceremonia del lunes 6 de mayo en que jurarán veintitrés nuevos reclutas