“Hoy en día hay jóvenes que buscan ardientemente el pleno sentido de sus vidas; Jóvenes capaces de incondicional dedicación a las grandes causas. Jóvenes que aman apasionadamente a Jesús y muestran gran compasión por la humanidad”, lo dijo el Papa al Capítulo General de la Orden de la Santísima Trinidad y de los Esclavos.