En un telegrama firmado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, el Papa Francisco expresa su cercanía a las Bahamas afectadas por el huracán Dorian, y asegura sus oraciones por las víctimas, con la “esperanza de que la comunidad internacional responda con prontitud y asistencia efectiva”. El número de víctimas ha aumentado a 43