Después de rezar a la Madre de Dios, el Santo Padre dio a conocer que, debido a su resfrío, no participará este año en los Ejercicios Espirituales de la Curia Romana, que comenzarán esta tarde en Ariccia. El Pontífice explicó que, él seguirá las meditaciones uniéndose espiritualmente a la Curia.