“Ama, no dramatices, vive y deja vivir” pero sobre todo “baila” para canalizar la energía y “no mates el tiempo” porque eso es “matar la vida”. Lo dice la hermana María Teresa de los Ángeles, religiosa de las Carmelitas Descalzas de Cádiz.