Alessandro Gisotti, director interino de la Oficina de Prensa del Vaticano, expresa el dolor de la Santa Sede ante las dramáticas imágenes de la histórica Catedral, “símbolo del cristianismo en Francia y en el mundo”, consumida por las llamas.