En una declaración conjunta de hoy (14 de mayo), los líderes de las principales Iglesias de Irlanda dijeron que las conversaciones entre los partidos políticos de Irlanda del Norte para restaurar las instituciones descentralizadas eran “una nueva ventana de oportunidad, nacida de la tragedia, pero anidada en la esperanza del futuro que ahora requiere un liderazgo valiente y compasivo”