El Consejo de la Secretaría del Sínodo de Obispos publicó un mensaje dedicado a la tragedia de los que se ven obligados a abandonar la tierra y el hogar: los gobiernos deben acoger y comprometerse con un fenómeno que destruye a las personas y las familias.