El nuevo libro del periodista italiano Fabio Marchese Ragona muestra como los “príncipes de la Iglesia” son por encima de todo “sacerdotes de calle” comprometidos en sembrar paz y esperanza allí donde estén.