En la homilía de la Ceremonia litúrgica de este primero de enero, Fiesta dedicada a la Santa María Virgen, el Papa Francisco dijo que hay que iniciar este año nuevo con la actitud del asombro. “Porque la vida es un don que siempre nos ofrece la posibilidad de empezar de nuevo”