A través de un comunicado oficial, la Conferencia Episcopal mexicana agradece el gesto solidario del Santo Padre con los migrantes centroamericanos bloqueados en la frontera con los Estados Unidos.