La Tercera Conferencia General del Episcopado de América Latina se celebró en Puebla del 27 de enero al 12 de febrero de 1979. Fue inaugurada por San Juan Pablo II. El encuentro trató temas como la vivencia de los derechos humanos, los problemas sociales, económicos y políticos, así como la realidad de un continente demográficamente muy joven.