Mediante una Carta Pastoral, los obispos dominicanos ponen de relieve la urgencia de un comportamiento ético en la sociedad y piden a los candidatos “acciones concretas” para combatir los graves problemas del país