FAO, UNICEF y PMA, hacen un llamado a la ayuda humanitaria ante la grave situación que se vive en Sahel Central, la cual podría empeorar aún más si la comunidad internacional no toma medidas ahora. “El conflicto en el Sahel central es una crisis en cascada que se extiende por la región y pone en peligro a toda una generación de niños”, declaró Marie-Pierre Poirier.