En el libro de Augusto Ferrara: “1943 Bombas sobre el Vaticano”, nos remontamos al día del 5 de noviembre de hace 75 años, cuando el corazón del cristianismo fue bombardeado, afortunadamente sin causar víctimas.