El Padre Firas Lutfi es un franciscano sirio de Tierra Santa, ministro de la Región de San Pablo, que incluye Siria, Líbano y Jordania. A pesar de la guerra, permaneció en Siria con su gente. A Vatican News relata nueve años de violencia, destrucción y muerte. Y cómo hoy ayuda a los niños a reencontrar la sonrisa