Alrededor del 90% del peso de las enfermedades atribuibles al cambio climático recae sobre los niños menores de 5 años de edad, asegura el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia.