El Gobierno venezolano de Nicolás Maduro decide terminar las negociaciones con la oposición en protesta contra la congelación de sus intereses económicos en Estados Unidos. La oposición, encabezada por Juan Guaidó, aclara que dicho bloqueo va dirigido al régimen y al dictador chavista.