En Francia, se ha iniciado el procedimiento para dejar de alimentar e hidratar a Vincent Lambert, que está hospitalizado en Reims desde el 2008. Para algunos está en un estado de “conciencia mínima” para otros en un estado “vegetativo crónico”. El Papa, que en el 2018 ya había lanzado dos llamamientos, ha publicado hoy un tweet: la vida es un don de Dios, desde el principio hasta el fin natural.